Entregas gratuitas y descuentos a trabajadores

  • 0 Comentarios

En ocasiones, su empresa entrega de manera gratuita productos a sus trabajadores, o se los ofrece con importantes descuentos. ¿Qué debe tener en cuenta en estos casos respecto al IVA?

Entregas gratuitas

No olvide el IVA. La entrega de bienes de forma gratuita a los trabajadores por parte de la empresa se denomina “autoconsumo de bienes”. En estos casos, aunque la empresa no cobre nada por dichas entregas, deberá ingresar en Hacienda el IVA que sea aplicable a estas transmisiones.Apunte.  A estos efectos, deberá emitir una factura a nombre de los beneficiarios e incluir el impuesto.

Base. La base imponible sobre la que deberá calcular el IVA será la siguiente:

  • Si los bienes entregados han sido utilizados en la actividad (por ejemplo, ordenadores que han quedado obsoletos), la base imponible será el valor en el momento de su entrega.Apunte.  A estos efectos, valórelos por su valor neto contable si no están totalmente amortizados, y por su valor de mercado aproximado si lo están.
  • Si son productos fabricados o comercializados por su empresa (por ejemplo, una zapatería que regala zapatos a sus empleados), la base imponible será el coste de adquisición.

Coste de adquisición. El coste de adquisición será el precio de compra (si su empresa se limita a comercializar los productos), o bien el coste de producción (si su empresa los fabrica). Apunte.  Si los productos se han deteriorado (por haber estado mal almacenados, haber sufrido daños, etc.) y su valor real ha quedado por debajo de su coste de adquisición, puede calcular el IVA según el valor real (es decir, tras el deterioro).

Entregas con descuento

A precio rebajado. Si las entregas no son gratuitas y sólo ofrece un descuento, la forma de calcular la base imponible del IVA dependerá de la cuantía del descuento ofertado:

  • Si el descuento es muy alto y el desembolso a cargo de los trabajadores simbólico, la base imponible se calcula como si se tratase de un autoconsumo.
  • En caso contrario, debe tenerse en cuenta que, a efectos de IVA, la empresa y sus trabajadores se consideran partes vinculadas.¡Atención!  Por tanto, la base imponible será el valor normal de mercado de dichos productos. Por ejemplo, si su empresa vende un producto a un trabajador por 140 euros, pero resulta que el valor de venta al público de dicho bien es de 200 euros, la base imponible del IVA será esta última cifra, y el IVA a repercutir de 42 euros (el 21% de 200).

Si entrega productos a trabajadores de forma gratuita, deberá repercutir IVA sobre su coste de adquisición e ingresarlo en Hacienda. En caso de entregas a precios rebajados, deberá repercutir IVA sobre el precio de mercado.

Fuente: Lefebvre – El Derecho, S.A.

Publicado en: Actualidad