Implicaciones en los cambios de criterios

  • 0 Comentarios

¿Puede la Inspección modificar una autoliquidación presentada siguiendo los criterios fijados en una consulta vinculante pero que después fueron modificados por el TEAC?

Lo que pasó

Detalle. Un contribuyente ajustó su declaración del IRPF a lo establecido en varias consultas vinculantes que abordaban una situación idéntica a la suya. No obstante, Hacienda le giró una liquidación adicional alegando que el TEAC había cambiado de criterio. Apunte.  La cronología de los hechos fue la siguiente:

  • Las declaraciones fueron presentadas cuando las consultas ya habían sido publicadas.
  • Posteriormente el TEAC se pronunció en sentido contrario al establecido en dichas consultas.
  • Finalmente, y antes de que transcurriera el plazo de prescripción, Hacienda inició una inspección sobre el afectado y aplicó el criterio fijado por el TEAC, girando una liquidación adicional (sin sanción).

Recurso. Ante esta situación, el contribuyente interpuso una reclamación económico-administrativa ante el TEAR, pero dicha reclamación fue desestimada. Apunte. Finalmente, el asunto llegó al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, que acabó dando la razón al contribuyente.

Argumentos

Del recurrente. En su recurso, el contribuyente alegó que las consultas vinculan a la Administración no sólo frente a quien las formula, sino también frente a los contribuyentes que se encuentran en una situación idéntica. Apunte.  También argumentó que la liquidación realizada siguiendo un criterio distinto y posterior al existente en el momento de presentación de las declaraciones vulneraba los principios de buena fe y confianza legítima que deben presidir las relaciones entre la Administración y los contribuyentes.

De la Administración. Hacienda, por su parte, argumentó que las resoluciones del TEAC que unifican doctrina –como es el caso– vinculan a los órganos administrativos (en este caso, a la Inspección y al TEAR que desestimó el primer recurso del contribuyente). ¡Atención!  También argumentó que las contestaciones a consultas están sujetas a los cambios que pueda experimentar la jurisprudencia, por lo que no puede alegarse que el cambio de criterio vulnere el principio de confianza legítima.

Pronunciamiento final

A favor del contribuyente. Pues bien, el Tribunal Superior de Justicia ha dado la razón al contribuyente . En este sentido, si el contribuyente ha ajustado sus actuaciones a lo establecido por la Administración, el cambio posterior en la doctrina administrativa o en la jurisprudencia no puede afectarle. Apunte.  Esto sería así incluso en el caso de que la Administración no se hubiese pronunciado previamente en ninguna consulta, pero hubiese demostrado su postura con actos y signos suficientemente concluyentes.

No retroactivo. En definitiva, la Inspección puede –y debe– aplicar el último criterio administrativo o jurisprudencial si el contribuyente ha realizado una interpretación propia de la norma, sin ajustarse a opiniones previas procedentes de la propia Administración. Apunte.  Pero si se ha ajustado a éstas, la Inspección deberá respetar su seguridad jurídica y no le podrá girar una nueva liquidación.

Fuente: TSJ de Andalucía, sentencia de 19 de septiembre 2018 // Tribunal Supremo, sentencia de 13 de junio de 2018.

El cambio de postura de la Administración no puede afectar a las declaraciones realizadas siguiendo el criterio anterior. Éstas no se podrán modificar, ya que ello atentaría contra la seguridad jurídica del contribuyente.

Fuente: Lefebvre – El Derecho, S.A. // CENDOJ

Publicado en: Actualidad